sábado, 25 de mayo de 2013

El Déficit de Atención es Ficticio, según el Dr. Eisenberg (quien lo descubrió)


Dr. Leon Eisenberg
Estoy sorprendido por la noticia que acaba de salir, el médico que descubrió el déficit de atención, el Dr. Leon Eisenberg dijo que esa enfermedad no existe. Todo esto antes de morir. El reporte fue publicado en la revista semanal Der Spiegel. La revista tiene historia de publicar informes de corrupción y escándalos políticos, pero también fue criticada por "estar destruyendo el idioma alemán" (debido a su mala redacción).

La historia la pueden buscar en internet, y les saldrá mucha información, pero lo trascendente de todo esto es que la especialidad psiquiátrica es la que está en juego. Algunos de ustedes, a lo mejor, saben que la psiquiatría es la especialidad menos médica y mas humana de la medicina. Es una rama que ha estado en tela de juicio durante toda su existencia, parcialmente por sus infames experimentos (incluyendo las del Dr. Ewan Cameron, el psiquiatra que trabajó para la CIA), su carencia casi total de pruebas diagnósticas (por ejemplo, que cuando te enfermas de gripa puedes demostrar la enfermedad por estudios, pero no así en psiquiatría) y hasta algunos alegatos de corrupción (como se ve en la película Side Effects). No obstante, debo de hacer un paréntesis, yo, como médico, soy un firme defensor de la psiquiatría. Desde mi punto de vista, la ciencia psiquiátrica existe y es totalmente válida, y más aún, he visto como ayuda a los pacientes y a las familias a superar sus problemas y porqué no, también he aprendido mucho de relación médico-paciente cuando rotaba por dicha materia.
Póster promocional de Side Effects

Hablo en defensa de la psiquiatría contra las afirmaciones del Dr. Eisenberg, y me baso en un principio muy simple: Cuando uno se enferma de gripe, uno jamás ve al virus o bacteria que lo está causando, solo sentimos los molestos síntomas de rinorrea, epífora y odinofagia, tos, etc. Y, el hecho de que no veamos al virus, no es motivo suficiente para dudar de su existencia. Lo mismo pasa en psiquiatría: Vemos a una señora desganada que solo se siente "bien" pero no ve motivo de sentirse viva, o también que refiere cuadros de fibromialgia o síndrome de intestino irritable, no vemos la alteración bioquímica que ocurre en su cerebro cuando los niveles de serotonina bajan.

Es cierto, la psiquiatría es una especialidad que necesita crecer y desarrollarse con más pruebas y evidencias que sigan dándole validez a su área. Pero, también, recordemos que la psiquiatría es una especialidad que tiene una base humanística y depende de la filosofía y corrientes psicológicas (muchas que carecen de pruebas estrictamente científicas).

En fin, les paso los enlaces para que los chequen y saquen sus conclusiones.

Nota Final: El Dr. Eisenberg falleció en febrero del 2012.

http://www.snopes.com/politics/quotes/adhd.asp
http://actualidad.rt.com/ciencias/view/95483-psiquiatra-descubrio-tdah-enfermedad-ficticia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las 13 virtudes de B. Franklin

  • Templanza: No comer hasta la saciedad. No beber hasta la exaltación.
  • Silencio: Habla solo lo que pueda beneficiar a otros y a tí mismo.
  • Órden: Que todas tus cosas tengan su sitio, que todos tus asuntos tengan su momento.
  • Determinación: Résuelvete a realizar lo que deberías hacer, realiza sin fallas lo que resolviste.
  • Frugalidad: Sólo gasta en lo que traiga un bien para otros o para tí.
  • Diligencia: No pierdas el tiempo, ócupate siempre en algo útil, corta todas las acciones innecesarias.
  • Sinceridad:No uses engaños que puedan lastimar, piensa inocente y justamente, y, si hablas, habla con concordancia.
  • Justicia: No lastimes a nadie con injurias u omitiendo entregar los beneficios que son tu deber.
  • Moderación: Evita los extremos; abstente de injurias por resentimiento tanto como creas que las merecen.
  • Limpieza: No toleres la falta de limpieza en el cuerpo, vestido o habitación.
  • Tranquiliad: No te molestes por nimiedades o por accidentes comunes o inevitables.
  • Castidad: Frecuenta raramente el placer sexual, solo hazlo por salud o descendencia, nunca por hastío, debilidad o para injuriar la paz o la propia reputación o de otra persona.
  • Humildad: Imita a Jesús y a Sócrates